¿Qué hacemos?

 ÁREAS DE ACTIVIDAD

La Cruz Roja Costarricense realiza una amplia gama de actividades y servicios  humanitarios a través de su amplia red de Comités Auxiliares, Juntas Regionales  y Direcciones Nacionales, o largo y ancho del país. El portafolio en constante evolución  y diversificación, incluye los siguientes programas:

Servicios de atención pre hospitalaria

La Cruz Roja Costarricense es una de los mayores proveedores de servicios de atención de emergencias pre hospitalarias del país, no sólo en la atención de emergencias cotidianas consecuencia de accidentes de tránsito, sino también en la atención de casos de violencia social, casos médicos o incluso accidentes laborales.   

Adicionalmente provee servicios de transporte de pacientes para la Caja Costarricense del Seguro Social y el Instituto Nacional de Seguros entre unidades prestadores del sistema y entre los domicilios de los pacientes.   Posee una flota compuesta de unas 600 ambulancias, operando en 122 comités auxiliares a lo largo y ancho de país, distribuidos en 9 regiones administrativas.  Esto implica que más de 1000 funcionarios remunerados y una contrapartida superior de voluntarios permiten proveer servicios de atención de emergencias pre hospitalarias, traslados interhospitalarios y realizar acciones de búsqueda y rescate a través de los equipos locales de respuesta de cada comité auxiliar de unidades especializadas de montaña, acuática y buceo, entre otras.

PRONEM

A mediados de los años ochenta, el sector salud y en específico el de emergencias médicas inicio a tomar conciencia sobre las causas de muerte de los habitantes, determinando que las enfermedades cardiovasculares y los traumas consecuencia de accidentes de cualquier tipo ocupaban los primeros lugares.  De esta forma surgió el PRONEM, el Programa Nacional de Emergencias Médicas, el cual con el apoyo financiero de la organización estadounidense HOPE y el compromiso de ocho instituciones vinculadas con la atención de estos casos, planteo la implementación de un Sistema Nacional de Atención de Emergencias Médicas (SINEM).  La propuesta implicaba generar un modelo de atención desde un despacho único de llamadas, el hoy conocido como 911, la tecnificación del sector de atención pre hospitalaria, del que formaba parte la Cruz Roja y la conexión de éste último con los servicios de emergencias médicas hospitalarios, emulando como lo indica Pinet (2005) a la escuela anglo-americana, donde el servicio inicial de atención en la escena es proveído por Técnicos en Emergencias Médicas y paramédicos, desde donde son traslados a las salas de emergencias, con las que se tiene comunicación y apoyo médico especializado. 

Principales retos y dilemas de los servicios

Aunque el sistema ha sufrido variaciones importantes en su implementación y desarrollo de los socios estratégicos, después de la publicación del Reglamento de Atención Pre hospitalaria por parte del Ministerio de Salud en 2008, en la Cruz Roja Costarricense hemos intentado mantener ese espíritu organizacional que definió nuestro compromiso desde el PRONEM.  Para ello se sigue formando a todos los miembros como Asistentes en Primeros Auxilios (APA) para los servicios básicos y se incorporan Técnicos de Emergencias Médicas (TEM) y los Asistentes en Emergencias Médicas (AEM) para las unidades prestadoras de servicios más avanzados. Cuando es posible, los Comités Auxiliares habilitan servicios de rescate vehicular pesado como el caso del Comité Metropolitano, San Isidro de Heredia, Guápiles y Alajuela, entre otros, para incrementar la capacidad de respuesta en zonas  de particular atención debido a sus tasas de accidentabilidad.    

 

En los tiempos que corren, nos encontramos afrontando varios retos importantes relacionados con la dinámica y complejidad de las vulnerabilidades sociales, ambientales y económicas a las que se enfrenta la población del país. Entre los que podemos citar:

La prevalencia de las enfermedades cardiovasculares y las causas externas de morbilidad y mortalidad, se constituyen junto a los tumores en las primeras causas de muerte del país. (Estado de la Nación,2013)

La tasa de accidentes por cada 10.000 habitantes pasó de 54 en 2013 a 68 en 2015, según datos de la Caja Costarricense del Seguro Social, se incrementaron los accidentes de tránsito en un 26%. (La Nación, 2016)

Según el estudio referenciado el La Nación (2016), nuevos cantones emergen como principales fuentes de accidentabilidad, discapacidad e incluso mortalidad por estos incrementos, lo que supone la necesidad de especializar servicios de atención y de rescate en zonas donde típicamente esos servicios aún no existen.

El crecimiento exponencial de la flota vehicular interfiere con los tiempos de respuesta de los servicios y se constituye en fuente adicional de accidentes. Costa Rica es según el Estado de la Región (Estado de la Nación, 2016) el país con la segunda más grande flota vehicular de la región centroamericana, después de Guatemala, con la observación que Guatemala tiene 4 veces más población y dos veces nuestra extensión geográfica.  En 1980, el país tenía una flota vehicular de 180.986. Treinta y tres años después, superaba los 1.3 millones de autos.

La rápida y no planificada expansión urbanística del Valle Central y la transición de una sociedad campesina en 1970 a una sociedad mayoritariamente urbana, con una marcada tendencia de crecimiento sostenida hacia el oeste y al sur de San José y hacia el norte de Alajuela y Heredia, condición que plantea vulnerabilidades y riesgos emergentes en lo ambiental, las personas y la infraestructura, en crecimiento proporcional a la expansión de esa mancha urbana.  Tanto Tres Ríos, Santa Ana, Aserrí, Mata de Plátano y La Guácima; se consolidan como centros urbanos importantes en el estudio del 2014.  (Programa Estado de la Nación, 2016b).

El incremento de la participación en el mercado de los transportes interhospitalarios de empresas privadas, que compiten en condiciones diferenciadas de precio a las de la Cruz Roja.

El debate estratégico actual definido en el respectivo plan 2017-2020 y la acción institucional para afrontar estos y otros retos y dilemas asociados,  se encuentra en cómo asegurar servicios de calidades escalables, pertinentes y eficientes no sólo de cara al compromiso institucional sino también al cumplimiento de la regulación institucional y en términos de las capacidades actualmente instaladas.

 

Brindar primeros auxilios y facilitar mecanismos de transporte de personas enfermas o lesionados a centros de atención médica, movilizando la voluntad de la membresía local a las comunidades, donde esos servicios fueran requeridos, ha sido uno de los principales criterios de crecimiento comunal de la Institución y de su reconocimiento en el sistema nacional de salud como una contraparte complementaria relevante, condición consolidadora de su rol auxiliar de los poderes del estado.

Gestión del riesgo, Respuesta a emergencias y desastres – asistencia humanitaria.

Asistencia y protección acorde de necesidades y prioridades de las personas afectadas, en el marco de nuestros principios y rol auxiliar de los poderes del Estado.

Nuestra respuesta y accionar abordan también la vulnerabilidad originada en la complejidad contemporánea asociada a la urbanización, el crecimiento poblacional, las migraciones y el cambio climático.

Un sistema de gestión de desastres y crisis fortalecido con recursos articulados en torno al Plan Nacional de Respuesta.

Equipos multidisciplinarios de voluntarios y de funcionarios altamente comprometidos con el logro del cometido humanitario.

Ayuda pronta, efectiva, coordinada y digna centrada en las personas.

Restablecimiento de contactos familiares

Cada año, cientos de miles de personas son separadas de sus seres queridos a consecuencia de las guerras, los desplazamientos poblacionales  o los desastres naturales, aumentando su angustia y sufrimiento.  Cuando los familiares  tienen que separarse por estas causas; es preciso hacer todo lo posible por averiguar su paradero, facilitar la comunicación e incluso reunirlos.

Los miembros del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (el Movimiento)  haciendo uso de su presencia global y capacidades de organziación en red,  trabajan de forma conjunta promoviendo la búsqueda,  contacto  y encuentro de estas personas, cuando alguna los familiares hace un requerimiento de búsqueda a  la Red de Vínculos Familiares del Movimiento, formada por los servicios de búsqueda de las Sociedades Nacionales, las agencias de búsqueda de las delegaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) o  la Agencia Central de Búsquedas del CICR.

¿Dónde hacer su solicitud de búsqueda?

El familiar o persona interesada  en realizar  una solicitud de búsqueda, posee las siguientes opciones:

1.- Llenar el formulario de contacto en línea de la Cruz Roja Costarricense.

2.- Llamar vía telefónica a la Dirección de Doctrina, Principios y Valores al +506 2528-0166 (Lunes a viernes, de las 07.30 a las 17.30)

3.- Enviando un correo electrónico a la dirección: rcf@cruzroja.or.cr

4.- Utilizando el formulario de la Red Global de RCF

¿Qué debe decir?

Debe brindarnos los datos básicos de las personas que desea buscar (nombre, edad, sexo, números de teléfono, conocidos, etc.)  y toda la información posible que ayude a la localización de las mismas (última dirección domiciliar conocida, dirección del último trabajo conocido,  así como los propios datos de contacto de la persona que solicita. (Nombre, teléfono, correo electrónico, entre otros).

Respeto a la autodeterminación de la persona buscada

Si la persona buscada no desea responder a una solicitud de búsqueda, respetamos su decisión. En este caso, hablamos con el interesado sobre cómo proceder.

Políticas de confidencialidad de datos

La Cruz Roja Costarricense asume la obligación de proteger la confidencialidad, integridad y seguridad de toda la información personal y privada proveída por  los solicitantes de  los servicios de búsqueda y restablecimiento de contacto familiar. 

Al facilitar los datos de carácter personal, los interesados declaran aceptar plenamente y de forma voluntaria el tratamiento de los mismos por parte de la Cruz Roja.   Cualquier manifestación falsa o inexacta que se produzca como consecuencia de las informaciones y datos proporcionados, así como los perjuicios que tal información se deriven será responsabilidad exclusiva de ellos mismos.

La Cruz Roja no cederá esos datos a terceros sin el consentimiento del interesado, salvo  que exista un propósito humanitario claramente definido que redunde en el mejor interés de la persona buscada. 

El envío de una solicitud de búsqueda  no implica certeza de éxito en el contacto.  Tampoco implica la inmediata atención inmediata de la solicitud,  si esta se realiza en medio de la atención de una evento adverso significativo.  Dependerá de las circunstancias de los eventos y las capacidades instaladas,   las que establezcan las prioridades de atención de las mismas en etapas inmediatas o posteriores. 

Inclusión, no violencia y cultura de paz

Principios y valores humanitarios

Voluntariado

Es el departamento adscrito a la Dirección Nacional de Recursos Humanos, encargado de gestionar todas las acciones relacionadas al fortalecimiento de la Sociedad Nacional de Cruz Roja Costarricense a través del recurso humano voluntario; facilitando la aplicación de políticas y estrategias que promuevan la participación del voluntario dentro del quehacer institucional.

La Coordinación Nacional de Voluntariado tiene como objetivos:

Fortalecer la Cruz Roja Costarricense a través de estrategias que promuevan la participación e involucramiento dentro de los programas de voluntariado que ofrece.

Promover el involucramiento de voluntarios en las labores humanitarias basados en los Principios Fundamentales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Abogar por el bienestar del recurso humano voluntario, garantizando el respeto de sus derechos y el cumplimiento de sus responsabilidades como miembros de la Cruz Roja Costarricense.

Aplicar las políticas nacionales e internacionales relacionadas al servicio voluntario, así como las estrategias encaminadas por la Sociedad Nacional.

Dentro de los servicios que se brindan se pueden mencionar:

Administración de los procesos de admisión y gestión del recurso humano: dando seguimiento a los procedimientos de inclusión de nuevos voluntarios, movimientos internos del recurso humano, gestión de los seguros y pólizas para los voluntarios.

Participación y Vinculación: estableciendo relaciones con otras instituciones y organizaciones, representación de la Sociedad Nacional en temas relacionados con el voluntariado, apertura de nuevos espacios de participación del voluntario, coordinación con otras estructuras de la organización para el desarrollo de proyectos y actividades, atención de estudiantes para la realización del Trabajo Comunal Universitario, entre otros.

Desarrollo: a través de procesos de capacitación interna y comunitaria, apoyo al desarrollo de proyectos de cooperación internacional, apoyo en proyectos de la Sociedad Nacional, desarrollo y evaluación de las estrategias y políticas de voluntariado y otros.

Atención: apoyo, asesoría y consejería en temas de voluntariado y recurso humano, a todas las estructuras de la Sociedad Nacional, juntas directivas, administradores, jefaturas y voluntarios en general.

CICLO DE GESTIÓN DEL VOLUNTARIADO

El Ciclo de Gestión de Voluntariado, es el proceso que garantiza la inclusión de los voluntarios en los programas de asistencia de la Cruz Roja Costarricense. Este proceso busca fortalecer y organizar los esfuerzos realizados por la institución y los voluntarios para poder cumplir con sus labores y objetivos, así como con su misión y visión.

El Ciclo tiene como objetivo primordial el fortalecer el talento humano de todos los voluntarios que apoyan el alcance de los objetivos y metas de la Cruz Roja Costarricense, a través de etapas de reclutamiento, capacitación, integración, nivelación, transición y salida de la Sociedad Nacional. Por lo tanto, el Ciclo contempla desde el ingreso del personal hasta su salida de la organización (si se diera el caso), buscando la especialización dentro del área de trabajo respectiva para cada sección de servicio.

 Etapas del Ciclo de Voluntariado.

Como se menciona, el Ciclo está compuesto por varias fases o etapas que responden a momentos críticos en el proceso de reclutamiento y formación del recurso humano voluntario, procesos que todo voluntario deberá de completar para formar parte de la organización; las etapas son:

Captación y reclutamiento: durante esta fase se realiza la campaña de reclutamiento, las entrevistas de aspirantes, los convivios y la inscripción de aspirantes a voluntarios.

Capacitación: una de las fases primordiales del Ciclo, comprende todo el proceso de formación del voluntario, la capacitación básica institucional, la formación general y la formación especializada; además de incluir el proceso de consolidación, en la cual los aspirantes seleccionan la sección de servicio a la cual se integrarán.

Nivelación: este proceso está enfocado en los voluntarios con mayor tiempo de pertenecer a la organización, y que por algún motivo no han podido completar su proceso de capacitación, aprovechando el ingreso de nuevos aspirantes, se unen a estos para continuar con el cumplimiento de la malla curricular correspondiente.

Desafiliación: durante este proceso se evalúan las posibilidades de cada voluntario de continuar como miembro de la organización, se busca las personas quienes no puedan continuar tengan la opción de mantenerse en contacto con la organización y reingresar posteriormente. Además le permite a los comités auxiliares desafiliar a aquellas personas que han abandonado el proceso, dejando espacio para que otras personas puedan ser reclutadas.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE VOLUNTARIADO

¿Cuáles son los requisitos para ser voluntario?

Los requisitos para ser voluntario dependerán de la sección o programa de servicio a la cual esté interesado(a) ingresar, ya que están directamente relacionados con las labores que realiza cada programa. Para conocer los requisitos y labores de cada sección de servicio puede consultar el Manual Descriptivo de Voluntariado de la Cruz Roja Costarricense.

 

¿Desde qué edad se puede ingresar como voluntario?

La Cruz Roja Costarricense recluta voluntarios desde los 8 años de edad, dentro del Programa Cruz Roja Juventud, en el cual reciben formación en áreas de desarrollo social, liderazgo, salud, medio ambiente, Doctrina y Derecho Internacional Humanitario, entre otras áreas. Puede visitar la página www.crjuventudcostarica.com para conocer más del Programa.

¿Cuáles son las fechas de reclutamiento?

Las fechas de reclutamiento pueden ser consultadas en el Comité Auxiliar más cercano a su comunidad, ahí mismo se le indicarán los requisitos y el proceso de reclutamiento.

¿Dónde puedo reclutarme?

Diríjase al Comité Auxiliar de la Cruz Roja más cercano a su comunidad y realice las consultas sobre el proceso y fechas de reclutamiento.

¿Dónde puedo hacer consultas sobre el voluntariado?

Tenemos varios medios disponibles para realizar consultas sobre voluntariado:

Llamando o consultado directamente en el Comité Auxiliar más cercano a su comunidad.

Llamando al teléfono 2528-0000.

Enviando un correo electrónico con sus consultas a la dirección voluntariado@cruzroja.or.cr

Coordinando una cita o visitando la Coordinación de Voluntariado, en la Sede Central Administrativa de la Cruz Roja, ubicada en Zapote, diagonal a Casa Presidencial, junto a CORBANA.

 ¿Qué conocimientos debo tener para poder ingresar como voluntario?

No se solicitan conocimientos previos para ingresar como voluntario a la Cruz Roja Costarricense; una vez reclutado como voluntario, se recibirán las capacitaciones necesarias para prestar los servicios correspondientes al programa de voluntariado al cual ingrese.

¿Puedo ser voluntario sin estar obligado a atender heridos?

Sí. La atención pre hospitalaria y de emergencias es solo una de las áreas de trabajo de la Cruz Roja Costarricense. Las personas quienes prefieran evitar el contacto con personas heridas, escenas violentas, personas en condiciones graves de salud, y situaciones similares, pueden optar por prestar su servicio en programas de voluntariado enfocados en temas de desarrollo social y comunitario, en proyectos de cooperación internacional y áreas estratégicas de la organización, por mencionar algunos.

¿Cuáles cursos y capacitaciones recibiré como voluntario?

Los cursos y capacitaciones que se reciben como voluntario de la Cruz Roja Costarricense dependen de la sección o programa de servicio en el cual la persona decida brindar su servicio. Sin embargo, inicialmente se recibirá una capacitación básica en áreas de interés para la organización.

¿Por qué debo de ingresar a la Cruz Roja Costarricense como voluntario?

Al ingresar a la Cruz Roja Costarricense como voluntario no solo estará formando parte de una institución Benemérita de la Patria, reconocida por sus labores humanitarias en situaciones de desastres naturales, conflictos humanitarios, desarrollo social y demás. Si no también formará parte del movimiento internacional con la mayor red de voluntarios en todo el mundo.

Por otro lado, tendrá la oportunidad de desarrollar acciones para el mejoramiento de la calidad de vida de otras personas, el desarrollo de su comunidad, el desarrollo personal, aumentar su red de contactos a nivel nacional e internacional, oportunidad de realizar pasantías y capacitaciones fuera y dentro del país, ampliar su perfil y currículum profesional.

Cruz Roja de la Juventud: el poder transformado de la juventud

La Cruz Roja de la Juventud, es un programa de voluntariado de la Cruz Roja Costarricense que tiene por objetivo la formación de jóvenes en valores y principios humanitarios, los cuales aprovechando su capacidad de incidencia transformadora en nuestra sociedad perfilan su proyecto de vida considerando aspectos que la dinámica y complejidad de la sociedad actual, especialmente en los países en vías de desarrollo, dejan de lado  para favorecer la globalización sin responsabilidad, el consumismo desproporcionado, el incremento de las vulnerabilidad y la inequidad, entre otros muchos problemas.

El programa busca favorecer la educación para la paz y la sostenibilidad  favorecedoras de  la equidad, la integración plena de las personas, la preservación del ambiente,  los hábitos saludables, la democracia y la buena gobernanza,  el trabajo social transformador y participativo, la reducción del riesgo a desastres y la promoción de la resiliencia comunitaria,  así como  las competencias del siglo XXI: pensamiento crítico, liderazgo, innovación, participación, resolución de problemas, toma de decisiones, comunicación, trabajo en equipo, alfabetización digital, ciudadania global (global y local) así como responsabilidad individual y social.

Salud Comunitaria 

Diplomacia Humanitaria

Movilización de recursos: cajas recaudadoras

Movilización de recursos: socios contribuyentes

Oficina de Proyectos  –  PMO Roja